Cómo NO tocarle los pechotes a una dama

Hablando con un amigo virtual (tema en el que me sumergiré más adelante, el de las relaciones virtuales, digo), tuve que explicarle ciertas circunstancias que a las chicas no nos gusta sufrir a la hora del manoseo tetudo. Lo llamo manoseo por no decir “Ay omá qué desastre, ¿qué se piensa este que tengo en el pecho? ¿Plastelina?”. Pues bien, le enumeré los fallos garrafales que algunos machos se piensan que hacen bien y de lo que luego presumen cual gallos de corral. Hasta aquí los hombres que seáis expertos catadores de teta, véase, los que tratan a los senos con delicadeza, pasión y un poco de puterío, podéis parar de leer. Los que pensáis que al pellizcar un pezón no hacéis daño, por favor, estad atentos.

1. No a “dar cera, pulir cera”. A ver, lo que tenemos debajo del cuello y más arriba del ombligo son senos, mamas, tetas, pechotes, ubres en algunos casos. No son ventanas a las que haya que pasar el paño. No están manchadas (espero) ni hay que sacarles brillo. Hay que tratarlas como lo que son, oscuros objetos de deseo. Los que penséis que a las mujeres nos gusta que extendáis vuestras manazas y hagáis círculos sobre nuestros pezones estáis muy equivocados. Eso sí, pedid trabajo en Carglass, fijo que os cogen.

2. No al “aplastamiento de pechote por asfixia”. Si una cosa tienen es que son blanditos. Te los puedes meter en la boca, acariciar, lamer y demás guarrerías. Pero por mucho que los aprietes no van a explotar, ni van a crecer, ni van a hacer nada. Van a seguir igual. Pero vas a conseguir que la chica te quite las manos. Porque aunque penséis que son seres inanimados que habitan fuera de nuestro cuerpo tienen venillas, nervios y esas cosas que hacen que podamos dar de mamar a los bebés. No son bolas antiestrés.

3. Los pezones no son flexibles. No lo son, y por mucho que estiréis no van a crecer. Lo único que podéis conseguir es una noche en urgencias por desprendimiento de pezón en teta. Llega un momento en el que escuecen si no los tratáis con la suavidad que se merecen.

Y un último, de regalo. Si esnifáis coca (cosa que espero que no hagáis que es malo) no chupéis inmediatamente un pezón. Se quema.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s