Los multiorgásmicos no se hacen, nacen

Así como “los gatos no nacen, se hacen”, con los multiorgásmicos sucede lo contrario. Anoche “disfruté” con un amigo de los placeres que la televisión ultramoderna que nos han regalado en este siglo XXI, llamada TDT, ofrece en las primeras horas de la madrugada de los viernes. Tras el gran programa “Hermano Mayor”, Cuatro se ha sumado a la moda de los programas vergonzosos que su cadena raíz (véase, Telecinco) emite hora sí, hora también.  “Sex Academy, ¿cómo ser multiorgásmico?” se llama el programita. En él, cinco parejas cuentan sus problemas sexuales a una presentadora que parece estar muy interesada en resolverlos, pero que lo único que hace es mofarse. La dinámica consiste en ponerles pruebas para que vayan adquiriendo confianza con sus parejas y cuando llegan a la noche del programa se les apruebe o se les regañe.

Yo digo una cosa. Si llevas siete años con tu querido, ¿no crees que hace tiempo tendrías que haber acudido a un especialista a que te ayudara con tus problemas de autoestima? ¿Es mejor hacer el ridículo delante de la televisión, de una audiencia que espero no supere el 0’1% de cuota de pantalla? ¿Qué opinan tus padres, maja, de que te desnudes delante de la cámara? Ains, si es que luego dicen de la juventud de ahora, pero la generación anterior… ¡Agüita!

Pero bueno, que a lo que voy (¡ay si voy, con lo que te doy!). ¡¡¡¡Es imposible enseñar a alguien a ser multiorgásmico!!!! Y más a un tio. Vamos, no me entra en la cabeza. Es como intentar enseñar a un cojo a correr. Que no, que es imposible. Esta vez me he documentado en una revista de reconocido prestigio (a la par que la bebida más famosa en “Sexo en Nueva York”). Cosmopolitan dice que “Según las investigaciones de los últimos años, tan sólo un tercio de la población femenina pueden alcanzar un multiorgasmo. Como todo en la vida sexual hay parcelas que no todo el mundo alcanza, no porque no sepa llegar o no conozca los trucos sexuales más eficaces, sino que, simplemente, por fisionomía o por naturaleza hay mujeres y hombres que nunca podrán alcanzar multiorgasmos“. 

En una de las intervenciones de la presentadora, ha dicho que una mujer puede llegar a los 300 orgasmos al día. ¿Estamos locos? ¿Esa mujer sabe lo que tendría que comer la pobre chica orgásmica para no desmayarse del esfuerzo? En el caso de los hombres, dice la revista, “según Miriam Stoppard, sexóloga e investigadora del hombre multiorgásmico, extrae varios datos sobre el multiorgasmo masculino y afirma que un 15 % de los hombres entre 15 y 30 años pueden llegar a alcanzar entre 2 y 9 orgasmos en una sesión, en el periodo de antes y en el de después de la eyaculación“. 

Si la revista Cosmopolitan tiene razón (y doy fe de que la tiene),  ¿podríamos decir que “Sex Academy, ¿cómo ser multiorgásmico?” intenta vender algo imposible?

No os lo creáis, de verdad. Pero si os toca una multiorgásmica no hagáis como que os sorprende, estimularla más, que se retorcerá de placer en la cama (o allá donde queráis copular).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s