No le pongas adornos al follar

Mañana es San Valentín. Mañana es el día de los enamorados. Mañana la economía se reactivará (y una polla). Mañana muchos solteros dirán, para satisfacerse mentalmente, : “no tengo pareja, así que me ahorro una pasta en regalos absurdos”. Mañana habrá parejas que se querrán como nunca, pero también las habrá que se dejen. Mañana no habrá crisis económica que nos arruine un día de noticias tipo: “Un hombre le regala mil millones de flores a su mujer porque le ama con locura” o “Un hombre le pide matrimonio a su mujer montado en un avión y haciendo volteretas”. Pero yo soy más fan de “lo que hacemos por amor”, y el correspondiente telediario te muestra una ristra de gilipollces que hacemos los humanos cuando estamos in love.

Ups, pero si ya no es San Valentín. Entonces la gente ya no se quiere, ya no se regala flores y ya no hace el amor. Ahora la gente folla. Una de las formas que más me gusta del follar es cuando se le ponen adornos. No me refiero a que el tipo en cuestión lleve colgando del cimbel unos globitos de colores o que la mujer se cubra los pezones con lanza-llamas al estilo Lady Gaga. Me refiero al tema adornos en la cama, casa o coche (porque hay gente que se tiene que limitar a hacerlo en el coche, somos jóvenes y es lo que hay).

Hace poco me hicieron conocedora de una de esas técnicas para mantener encendida la llama del amor. Poneos en situación:

La chica tiene una casa (qué suertuda), con un baño y una bañera grande en la que pone el agua a calentar mientras el chico llega al lugar. También enciende unas velas de canela (ni que las velas se comieran) que había comprado dos semanas antes en un sex shop de barrio. También cree conveniente dejar una llave debajo del felpudo para que, mientras ella espera desnuda en la bañera, el chico abra la puerta y se encuentre con ella en el agua.

Me imagino la situación y es que no me entra más que risa. El chico abrirá la puerta, verá la situación y dirá: “¿Pero qué haces así?”. La chica contestará: “pues fregar la cocina va a ser que no”. El chico dirá: “¡Joder, qué mal huele!”. Y la chica, con su orgullo de romántica enamorada, saldrá del agua, se secará y se lo llevará a la cama y a follar como conejos. Que para eso está hecha, para follar y dejarse de tonterías en el agua. Que la bañera es muy incómoda y la penetración no fluye como tendría que fluir. No me seáis ridículos, a la cama se va a copular y la bañera a duchar, so guarros.

Anuncios

2 comentarios en “No le pongas adornos al follar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s