Las mujeres se masturban (I)

Podría decir que he pasado “una maravillosa tarde entre escritos y artículos interesantísimos, un par de películas tapada con mi manta y palomitas”, así, a lo pijo. Pero en realidad he pasado una tarde de mierda intentando descargar capítulos de mis series preferidas, que es lo que me gusta, coño. No leer a Enric González quejándose de lo mal que está el periodismo. Pues claro que está mal, amigo, pero mientras tú te lo llevas muerto, hay otros que ni siquiera pueden disfrutar de ese sucio y burdo periodismo de hoy en día.

Ojo, no digo que este tío no tenga su mérito, que lo tiene, pero creo que está sobrevalorado. Igual que los penes de plástico.

Digamos que toda chica joven y con ganas de explorar su cuerpo siente, a eso de los 17 años (por lo menos en mi época, ahora podríamos decir que las niñas de 14 años tienen más vida sexual que una de 20) que lo que más emoción podría causarle sería tener ese artilugio mal llamado consolador. Esperas que a la mayoría de edad tus amigas, que saben lo intrigada que estás tú en eso de descubrir tu anatomía más íntima, te lo regalen, así como también esperas que te lleven a un espectáculo masculino donde los hombres muestran sus más íntimos y, por qué no decirlo, absurdos movimientos, y donde, si tiene suerte, ves un pene de verdad, así gordo y con venas (puag, qué asco). El caso es que cumples los 18 y ni pene de plástico ni venas a punto de salirse de sus órbitas. Pero te contentas con tu primer novio, que oye, un apaño hace.

Pasan los años y sigues teniendo la esperanza de poder algún día experimentar tus zonas íntimas como solo tú sabes hacer. Porque, ojo (y aquí viene la revelación del siglo) las mujeres se masturban. Si amigos, menos mal que con la tontería esta de los “tupper sex” se ha eliminado el tabú  y la cortina de humo se ha convertido en una de lentejuelas.Y al final, le echas tres cojones (porque dos te parecen pocos) y delante de tus compañeras de universidad te compras… ¡Unas bolas chinas! Llamadlo inexperiencia, llamadlo vergüenza, llamadlo “ay, ay, ay, que a mi eso tan grande me va a hacer daño”, pero al final ni pene ni leches. Compras unas bolas chinas porque dicen “trabajan el suelo pélvico y de mayor no se te escapa el pis”. Pero vamos a ver… es todo una mentira, una falacia para vender esos incómodos aparatitos a las mujeres mayores para que se acuerden de lo que era meterse algo “para explorar su yo interior”. A las jóvenes no les funciona, digamoslo en tono suave, porque están “full of milk”, como diría un amigo.

Llegan los 24, tu novio te deja y, como pasa tras cada ruptura, piensas que “nuncamásenlavidavoyaencontrarunapollacomolasuya” y decides que es hora de ir al sex shop y comprar el primer vibrador que veas, porque una cosa es que vibre y otra que consuele. Vas decidida y moderna, porque así son las mujeres que compran penecillos, modernas ante todo. Entras a la tienda y ves una amplia gama de cimbeles, a cada cual más grande y con una tecnología que tu intelectual es incapaz de entender. Le pides consejo al “homovarón” que regenta el local y te das cuenta de que toda la modernez que tenías al entrar a la tienda se ha hecho añicos. Ni por asomo tienes la más pajolera idea de lo que te está explicando pero decides que “mejor empezar por uno pequeñito, no vaya a ser que me haga daño”, pagas y sales de la tienda como si hubieras dejado un cadáver atrás.

Lo pruebas con tu ex, porque pese a “noestarenamoradodeti” cree que el juguetito es una buena excusa para volverse a arrejuntar. Y luego decides que no, que mejor probarlo sola, que para eso lo llevas esperando desde los 17 años. Pero ocurre que ni un pene de plástico tiene venas, ni un pene de venas vibra. Como decía, totalmente sobrevalorado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s