Las chicas somos gilipollas

Sin ofender, pero es así.

Ayer mientras comía vi un capítulo de “Sexo en Nueva York” en el que Carrie intenta ser amiga de Mr. Big, por aquél entonces, su ex. Pero claro, el tipo le cuenta (como amigos que intentan ser) que está prometido con una chica. La cara de Carrie cambia completamente porque en realidad no quiere ser su amiga, quiere ser la prometida que nunca fue. Entonces, llegados a ese punto: ¿Por qué siempre intentamos ser amigas de alguien que nos ha hecho daño? ¿Por qué somos tan tontas?

1. Se me ocurre que tenemos un séptimo sentido (porque el sexto ya sabemos para qué se usa) que puede ser algo así como las buenas samaritanas, como las madres que siempre intentan que sus hijos estén bien y que apaciguan los ánimos para evitar conflictos. Pues algo así. Intentamos que siempre haya paz porque, en realidad, hemos confiado en alguien para algo, no para mandarlo a la mierda sin más. No nos gusta. Y porque nos gusta sufrir, para qué engañarnos. Conclusión: Somos gilipollas.

2. Si estás con un tio, con el que más o menos tienes “tema que te quema”, y te empieza a contar lo que tiene previsto hacer cuando te deje en casa… pues una de dos: o haces como que te importa una mierda (cosa que no hizo Carrie) o le dices, mira guapo, aquí te quedas. Error, la mayoría de nosotras no lo hacemos. Conclusión: Somos gilipollas.

3. Tu ex nunca será tu amigo. No, no, no! Error comúnmente propagado por los machos insolentes que creen que nos podrán dominar aun no pintando nada en nuestras vidas. Eliminadlos, fuera, buuuuh! Pero claro, siempre dices, venga le voy a llamar a ver “qué tal”. Pues ese qué tal es absurdo porque no interesa. ¿Para qué quieres saberlo? Pa na. Conclusión: si le llamamos, somos gilipollas.

4. Si hay algo en lo que no somos gilipollas es en saber distinguir entre echar un polvo, hacer el amor, follar, echar un kiki, o sucedáneos y el amor. SABEMOS, es decir, tenemos conocimiento exacto de lo que significa. SABEMOS que no hay sentimientos. SABEMOS que todos lo que nos hagáis, aunque sea con cariño, se queda en esa cama. Y SABEMOS cuándo lo hacéis con sentimiento y cuándo no. Pero no sabemos cuándo nuestro corazón sentirá otras cosas que la mente le dice que no sienta. Así que no nos tratéis como cucharas de helado que cuando se acaba se tiran. No somos tan gilipollas como vosotros de no saber aprovechar oportunidades.

Así que chicas/amigas/lectoras. No seáis gilipollas. Sed mejores que ellos.

Anuncios

Un comentario en “Las chicas somos gilipollas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s