Los problemas de hacerse mayor (1)

Casi como si no hubiera pasado el tiempo, como si de ayer se tratara cuando empezó a caminar. Casi no tiene nada que decir ni nada que contar. Ha pasado mucho tiempo desde que aquélla joven de 17 años cruzara por vez primera las barreras de la madurez, cansada de un verano feliz pero satisfecha de haber conseguido lo que quería. Le advirtieron de que disfrutara ese verano porque “sería el último” y así lo hizo.

Como si fuera ayer, recuerda el olor a humo del compartimento del Talgo que viajaba a Barcelona. Eran tiempos en los que todavía se permitía fumar en los trenes y te avisaban de que podías escoger entre vagón de fumador o de no fumador. Con esa edad se fumaba de todo. Con esa edad, le daba igual respirar humo negro que estar horas y horas tirada en una estación sin más distracción que el “veo veo”, acabándose en una noche todas las palabras que empezaban por C.

Siete años son suficientes para conocer muchas personas que ahora ya no están, otras que ya estaban y otras que espera que estén durante mucho tiempo.  Recuerda su primer día en la universidad, aunque prefiere no acordarse. Inés fue su gran apoyo, su alma gemela y su mejor amiga durante los dos primeros años. Luego el destino, y las escasas convocatorias, quisieron que se separaran, dejando un vacío que ha sido imposible de llenar durante los siguientes años. Los “chicos de clase” fueron sus grandes aliados, siempre disponibles para salir de parranda y también para hacer ciertas cosas que es mejor no contar. Las fiestas en casa de aquél ser de origen mexicano pero con corazón español que siempre acababan con una resaca monumental y con muchas lagunas que es mejor no recordar.

Nunca olvidará la primera vez que conoció al “vasco”, personaje donde los haya, que demuestra con sus escasas acciones de afecto que es muy difícil encontrar a alguien mejor que él. También recuerda cómo aquél personaje de pelo teñido de rubio apareció por el pasillo de la clase cual John Travolta en Grease, y le hizo soltar la primera carcajada, a la vez que quedaba sorprendida por enterarse de que era un magnate de los muebles. Pasaban los años y estos personajillos no se separaban de la protagonista. Además, aparecieron nuevas compañeras de viaje que, aunque en la penúltima recta fallaron por “circunstancias de la producción”, en las demás etapas no se separaron de ella ni un momento: en la graduación, en el hospital y cuando el amor le falló, ellas estuvieron allí para demostrarla que no estaba sola y que siempre, aunque estuviera tirada en una cama de hospital, la iban a sacar la mejor de sus sonrisas.

Mientras, sus amigas de toda la vida y el que por entonces era el amor de su vida compartían con la muchacha todas las penas y alegrías de momentos especiales. Un profesor de economía predijo algo que no se esperaba que ocurriera: “cuando acabéis la carrera vuestro novio no será el mismo que el de ahora”. Efectivamente, no se equivocó. Ni acabó con su primera pareja, ni con la segunda. Una serie de catastróficas desdichas, como la película de Jim Carrey, agotaron el corazón de la joven pero no acabaron con los sueños y esperanzas de esta mujer de 24 años que ha conseguido cumplir el sueño que desde hacía tanto tiempo anhelaba.

GRACIAS!

A todos aquellos que alguna vez formaron parte de mi sueño y a los que espero que compartan el siguiente.

Anuncios

Un comentario en “Los problemas de hacerse mayor (1)

  1. Obviamente, yo, muchas de las cosas que aquí narras, como son tus comienzos… no los he podido vivir, porque todavía no estabas en mi vida. Otros muchos sí y estoy orgullosa de haber formado parte de tu vida. Enhorabuena, ahora empieza lo bueno Pats y recuerda lo que siempre te he dicho: “En esta vida, uno es todo lo feliz que previamente se haya propuesto ser..” a tu salud!
    pd. el texto me ha puesto los pelos como ejjjcarpias! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s